Parque Nacional Turuépano :: Estado Sucre
 

 

 

Fue creado por el decreto Nº 1.634, de fecha 5 de junio de 1991, gracias al esfuerzo del Instituto Nacional de Parques (Inparques), de la colaboración de los conservacionistas y de la comunidad regional. Este parque es de características excepcionales aún no exploradas. Está ubicado al Sur del Municipio Benítez frente al Golfo de Paria. Tiene una superficie estimada de 70.000 hectáreas. El Parque se compone de planicies deltaicas con influencias marinas. Es un encuentro de las aguas del río y del mar, donde hay auténticas selvas de bosques y manglares que dominan el paisaje, con una vegetación alucinante es posible apreciar las excursiones por el lugar. Este ecosistema es una fuente de riqueza natural. Es sitio de nidificación y desove de diferentes especies de animales. La vegetación varía de acuerdo a las características topográficas, formada por sus manglares, caños y canales, las altas precipitaciones, los efectos de las mareas y los materiales del suelo; abundan sedimentos de origen fluvio-marino. Prevalecen los pantanos herbáceos, destacándose en las planicies los juncos, papiros y cortaderas de la familia Cyperaceae y en las turberas asociaciones de helechos del tipo serrucho, musgos y manglares de porte bajo.


Fue creado con la finalidad de preservar el ecosistema de los pocos ejemplares de manatíes que aún sobreviven y de otras especies también en peligro de extinción como el jaguar y el perro de agua. Existen dentro del parque numerosas especies de avifauna y anualmente es visitado por aves migratorias que dependen del parque para su supervivencia. Los flamencos, corocoras y patos reales llenan el ambiente de un gran colorido. Reviste gran interés científico debido a la existencia de numerosos restos fósiles.


Para ir al sitio debes desplazarte hacia el pueblo llamado Ajíes, a 20 minutos de El Pilar. Una vez allí, hablas con los lugareños que se dedican a la pesca artesanal para que te hagan el viaje en curiara o peñero. Ellos complacidos acceden a tus peticiones, ya que la amabilidad es una de sus características más importantes. Pasearás por todo el caño, aproximadamente 45 minutos, hasta llegar a la isla que le da el nombre al parque. Es un paseo inolvidable.


En el lugar no hay restaurantes donde comer. Es por ello que debes tomar las previsiones y preparar todo en El Pilar: comida, agua, repelentes y otras cosas que consideres necesario.