El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

 

 

 

 

 

 

 

La Ruta de los Libertadores, organizada y promovida por Venezolana de Turismo, Venetur, entidad adscrita al Ministerio del Poder Popular para el Turismo, es un recorrido lleno de historia, cultura, magia y entretenimiento que comprende buena parte del territorio nacional. Esta Ruta traspasa las fronteras del país, pasando por las ciudades de Quito y Guayaquil en Ecuador. En esta oportunidad detallaremos la Ruta de Cumaná, la ciudad primogénita del continente, capital del estado Sucre, Cuna del Mariscal de America, Antonio José de Sucre.

 
CONVENTO SAN FRANCISCO

Es el primer centro religioso de educación del continente americano. En estas ruinas ubicadas al sur del centro histórico de Cumaná, frente a la plaza Rivero (antiguamente llamada plaza Badaracco), estudió el general Antonio José de Sucre.
El proceso de colonización llevado a cabo por los franciscanos capuchinos en el siglo XVI, tuvo como eje inicial el convento de San Francisco, que fue escenario de la venta de esclavos y un sitio de castigos durante la guerra independentista. Este grupo religioso tuvo un gran papel en la conformación espacial del oriente de Venezuela.
El convento y sus alrededores inspiran un sólido carácter religioso que identifica a la ciudad cumanesa. Fue declarado Monumento Histórico Nacional el 2 de agosto de 1960 y a pesar de los terremotos y reconstrucciones su fachada se mantiene intacta.
Como dato adicional se puede anotar que allí funcionó además una iglesia, una universidad, un colegio nacional y curiosamente hasta una fábrica de jabón.

 
CASA RAMOS SUCRE

Pertenecía al poeta José Antonio Ramos Sucre, familiar precisamente del Gran Mariscal Antonio José de Sucre. En ella, el visitante podrá recorrer la edificación del período republicano, un legado colonial, apreciar los muebles que fueron usados por la familia, los mosaicos y las escrituras que guardaba el intelectual.
Su obra permaneció por medio siglo sin ser tomada en cuenta por no ser ubicada en alguna corriente literaria de la época, pues esencialmente era reacia al encasillamiento en algún género. Es en los años setenta cuando rescatan su obra, convirtiéndose él en uno de los poetas más innovadores de nuestro país, con identidad y gentilicio cumanés, apoyo de creadores literarios.
Sus obras: Trizas de Papel (1921), Sobre las Huellas de Humboldt (1923), Torre de Timón (1925) y Las Formas del Fuego y El Cielo de Esmalte (1929).
Para honrar su memoria y el valor de su obra, la Casa Ramos Sucre es sede literaria de la Bienal Ramos Sucre y del programa Ciudad Cumaná, patrimonio cultural del rectorado de la Universidad de Oriente.

 
IGLESIA SANTA INES

Este es uno de los templos más hermosos de la ciudad. Fue construido en 1866  sobre una vieja ermita donde está la imagen de Santa Inés Romana, patrona de Cumaná. En esta iglesia, ubicada en el extremo norte del cerro Quetepe fue bautizado el pequeño Antonio José de Sucre.
La fe del pueblo cumanés hacia su virgen fue reforzada al ser erigida la iglesia, lugar idóneo de reunión para todos sus devotos.
A su lado se encuentra el castillo de San Antonio de la Eminencia y el castillo de Santa María de la Cabeza, construido éste en la segunda mitad del siglo del siglo XVII y casi destruido por el terremoto de 1929. Hay documentos con datos que indicarían que en las proximidades de estos lugares estaba la casa que vio nacer a Sucre.
El sitio destaca además por varios elementos que lo convierten en interesante complejo histórico: la iglesia, las fortalezas, las calles circundantes, como los callejones Santa Inés Alacrán, la plaza Miranda y las viviendas al estilo colonial.

 
PARQUE AYACUCHO

Es un lugar con un concepto de plaza-parque. Tiene al menos dos hectáreas y fue construido para honrar la Batalla de Ayacucho. Ahí está el monumento ecuestre más alto del país en honor a Antonio José de Sucre, obra del escultor italiano Giovanni Turini, asentada en un pedestal elaborado por el escultor, también italiano, José Carabelli.
La ejecución del monumento de la plaza y del parque fue decretada por el presidente de la República Juan Rojas Paúl, en 1888. Fue inaugurado en 1890 en el centro de la ciudad, a orillas del río Manzanares.
Es rico en vegetación; desde caobas, pasando por palmeras, cocoteros y mangos.

 
MUSEO ANTONIO JOSÉ DE SUCRE

Ubicado en el Parque Ayacucho, fue construido en 1945 como sede del antiguo Consejo Municipal. Desde 1974 funciona como museo para la promoción y difusión de la memoria del Gran Mariscal de Ayacucho, Antonio José de Sucre, así como de las artes visuales en general, a través de exposiciones itinerantes.
Se aprecian piezas como su acto de bautizo, pinturas, muebles de la época y hasta fotografías que luego pertenecieron a la familia.
Con dos plantas, áreas verdes y caminerías; es una excelente expresión del estilo neocolonial que sigue el concepto arquitectónico del Centro Histórico de Cumaná. Este sitio guarda muchos objetos personales del Mariscal de América, es por ello, que los cumaneses le dicen que es la Casa de Antonio José, no porque haya nacido allí, sino porque él esta allí.
Todos estos sitios fueron testigos de interesantes pasajes de la vida de Antonio José de Sucre, llenos de historia para el conocimiento de quien se interna en la hermosa aventura de La Ruta del Libertador.