Paquetes Turísticos Alojamiento (Posadas y Hoteles) Atractivos: Playas, Rios y Monumentos Imágenes: Videos y Fotos Mapas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Llamada originalmente Santa Rosa de Carúpano. En esta ciudad el comercio era de gran intensidad tanto para la importación como para la exportación, tuvo un gran puerto por donde salían los cargamentos de café, cacao y otros productos agrícolas.

Cuenta con una de las joyas más portentosa de todo el oriente venezolano, se trata de la Iglesia Santa Rosa de Lima, hoy Catedral de Carúpano. Está ubicada en el casco central de la ciudad. Todos los 30 de agosto es día de encuentro de sus devotos y feligreses.

El vocablo Carúpano tiene varias acepciones etimológicas. Según Tavera Acosta, el término “Karupa” significa casa o conjunto de casas y “ana” tierra, sitio o región, en este sentido Carúpano equivaldría a región donde existen casas. Sin embargo, Don Arístides Rojas, señala que el vocablo “Karupa” significa tabaco, de modo que Carúpano, para este autor, significa tierra donde existe tabaco. También, pudiera ser que Karupana fuese el nombre de algún pequeño rio que pasaba por el lugar y que los indígenas los llamaban así.

La fundación oficial de Carúpano se asocia a una iniciativa del Obispo de Puerto Rico Fray Damián López de Haro. El prelado visitó este lugar a finales de 1647. Dejó constancia de una población dispersa en rancherías, nombradas Carúpano Arriba, Macarapana, Guayacán, Areocuar, Caratacuar y Puerto Santo. Este último conformado por ricos labradores, indios, negros  y mulatos.

Para el 23  de diciembre de 1647, López de Haro dispuso la creación de la parroquia eclesiástica de Puerto Santo. Ordenó también la construcción de una capilla en lo que sería Carúpano Arriba, bajo la advocación de Santa Rosa de Lima. Uno de los objetivos de este obispo era que acogiera los caseríos dispersos. Esta iniciativa fue el cimiento de la futura ciudad de Carúpano.

En 1742, otro obispo de Puerto Rico, Francisco Pérez Lozano, durante su visita, y de acuerdo con el gobernador de la provincia, Gregorio Espinoza de los Monteros, erigió a Carúpano en parroquia eclesiástica, anexándose los caseríos de Guayacán, Canchunchú, Cariaquito, Guayacancito, Cusma y Macarapana, que pertenecían al curato de San José de Areocuar.

Carúpano es una ciudad llena de historias, tejidas con esfuerzo y heroísmo. Es aquí, donde Simón Bolívar, convencido de las libertades de los seres humanos, decreta, el 2 de junio de 1816, la abolición de la esclavitud, solicitando “…la libertad absoluta de los esclavos que han gemido bajo el yugo español en los tres siglos pasados”.

Para la segunda mitad del siglo XIX, Carúpano mantiene fuertes relaciones comerciales con el viejo continente, especialmente en los rubros de caña de azúcar, cacao, café y el azufre de la península de Paria. En vista de la creciente actividad económica con Europa, para finales del siglo XIX, se decide conectar a esta ciudad portuaria con la ciudad francesa de Marsella,  lanzando el primer cable submarino que une a Europa con América Sur.

Carúpano, se ubica casi en el punto medio entre la península de Araya y la península de Paria, dándole una posición geográfica muy estratégica para el comercio y otras actividades económicas. Hoy en día es la segunda ciudad más importante del estado Sucre, cuenta con una economía pujante, sustentada en el turismo, la extracción y procesamiento de productos marinos,  de la agricultura y la extracción de productos minerales como cinabrio, plomo y galena argentífera.

 
Por: Rosendo Acosta