Religión :: Estado Bolívar
 
 

San

Félix

de

Cantalicio

 

San Félix de Cantalicio es el patrono de la ciudad de San Félix, aunque suene redundante y parezca obvio muy pocos saben que este santo es el patrono de la populosa urbe. La parroquia Inmaculada Concepción y su párroco Humberto Merchán vienen trabajando junto a la comunidad para dar a conocer la imagen traída por los mojes Capuchinos.
El día del Patrono San Feliz se celebra el 28 de mayo.

San Félix fue de niño pastor de ovejas proveniente de una familia muy humilde al que le encantaba rezar el Santo Rosario, y decía que en cualquier oficio y a cualquier hora hay que acordarse de Dios y ofrecer por Él todo lo que se hace o sufre.

Cuando ya era mayor, un día estaba arando el campo y de pronto los bueyes se asustaron y se le lanzaron encima. Al sentir que iba a morir allí pisoteado, prometió a Dios dedicarse a una vida más perfecta. Salió ileso del accidente y al oír leer un libro de vidas de santos sintió un fuerte deseo de imitar a los grandes amigos de Dios en la oración y en la penitencia. Entonces le preguntó a un amigo cuál era la comunidad religiosa más exigente y fervorosa que existía en ese entonces. El otro le dijo que eran los padres Capuchinos dirigiéndose hacia ellos a pedir que lo admitieran.

El superior, para que no se hiciera ilusiones le describió de manera muy fuerte las penitencias que había que hacer en aquella comunidad y la gran pobreza en que allí se vivía. Félix le preguntó: "Padre, ¿en mi habitación hay un crucifijo?". "Sí, lo habrá", le dijo el superior. "Pues bastará mirar a Cristo Crucificado y su ejemplo me animará a sufrir con paciencia". El superior comprendió que este joven amaba y meditaba la Pasión de Cristo, y lo admitió.

El oficio de Félix desde que entró a la comunidad hasta que se murió, fue por 40 años, el de pedir limosna por las calles de Roma, para ayudar a los necesitados. Era un oficio duro, cansado y humillante, pero él lo hacía con una alegría que impresionaba gratamente a la gente.

Siempre viajaba descalzo por calles y caminos, todos los días. Dormía sobre una tabla. La mayor parte de la noche la pasaba rezando. Se alimentaba con las sobras que quedaban de la mesa de los demás. Cuando ya estaba anciano, un cardenal le dijo: "Fray Félix, ya no cargue más esa maleta de mercados que recoge para los pobres. Ya es tiempo de descansar", y el santo le respondió: "Monseñor: el burro se hizo para llevar cargas. Mi cuerpo es un borriquillo y si lo dejo descansar le puede hacer daño al alma".

Desde pequeñito se sintió favorecido por la Santísima Virgen y le tuvo un cariño inmenso. Pocos minutos antes de morir se llenó de alegría y de emoción y exclamó: "Veo a mi Madre, la Virgen María, que viene rodeada de ángeles a llevarme".

Murió el 18 de mayo de 1587 a los 72 años. El Papa Sixto V decía que en su tiempo ya se habían obtenido 18 milagros por intercesión de Félix de Cantalicio, y en 1712 el Papa Inocencio XI lo declaró Santo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Gobernación del Estado Bolívar
Corporación de Turismo del Estado Bolívar
Emergencias Estado Bolívar
Edelca
Fundacite Estado Bolívar
Diario El progreso
El Diario de Guayana
Diario Nueva Prensa