Península de Paria
Parque Nacional Península de Paria

Fue creado por decreto Nº 2.982 de fecha 12 de diciembre de 1978 con 37.500 hectáreas, siendo éste un macizo montañoso con características excepcionales muy poco exploradas. Posee un relieve relativamente bajo que no supera los 1.370 metros sobre el nivel del mar. Se ubica en el extremo norte de la Serranía del Litoral Oriental, en la jurisdicción de los municipios Arismendi, Benítez, Mariño y Valdez del Estado Sucre.
La vegetación es la característica del bosque húmedo premontano y seco tropical. Las cimas del parque gozan de gran humedad proveniente de las aguas del Atlántico, generándose una vegetación espléndida y abundante. Los árboles que se dan en esta selva son: el jobo, el mijao, el guácimo y el laurel.
La fauna es variada, abundante en especies de aves, siendo las más resaltantes el colibrí cola de tigre, el perico siete colores, el guitío canelo, el ponchito enano, la candelita de paria, el chivi tres rayas, el atrapamoscas, el quetzal dorado. Entre los mamíferos se destacan el mono araguato, el venado matacán, el mono machango, el zorro guapán. Los reptiles que se destacan son las tortugas marinas, éstas utilizan las playas como sitio de nidificación. El representante típico de los invertebrados son los cangrejos terrestres.

 

Fuente: Guia Turistica. Sucre, un pedacito de paraíso en el oriente venezolano.

Un encuentro con la vida silvestre