Carúpano
La Casa del Cable

Para fines del siglo XIX, Carúpano poseía un crecimiento muy activo provocando con ello que, entre la década de 1860 y 1870, se produjera la apertura del puerto de Carúpano y se incrementara el contacto comercial con los principales puertos de Europa, aumentando las exportaciones carupaneras en los rubros de cacao, café, caña de azúcar y azufre de la Península de Paria, siendo este último comercializado por una compañía denominada “Compañía Minera Alemana de Azúfrales” del Sr. James Shaffer de nacionalidad Alemana quien obtuvo la concesión el 23 de junio de 1807.
El auge del comercio estimuló la presencia de distintos países que se vieron interesados en abrir sus consulados en la ciudad y es así como para finales del siglo XIX, existían representaciones de: España, Francia, Estados Unidos, Italia, Holanda, Brasil, México, Costa Rica, Panamá, Chile y un viceconsulado de Dinamarca.
Para el año de 1876 por disposición del Gobierno de Venezuela a través del ministro de relaciones interiores de ese entonces se concede al Sr. Gabon Naphegyi, director general de la compañía “Franco Venezolano de París” , la conexión del Cable Submarino desde la Isla Inglesa de Trinidad hasta la ciudad de Carúpano, Venezuela, atravesando la bahía de Dragon.
Entre las cláusulas del contrato del gobierno estipulaba que una vez instalado el cable este se enlazaría con Cumaná y después con el resto del país vía terrestre. En septiembre de 1876 y a solicitud del Sr. Naphegyi, se aprueba el traspaso de la concesión la compañía “The West Indian and Panamá Telegraph Cable Company de Londres” y se amplía la concesión de 15 a 25 años. Y para finales de 1877 fue prevista su instalación definitiva.
La Casa del Cable  o La Casa del Cable Francés, como también se conoció, se convirtió hace más de un siglo en las sede de las oficinas que operaban el primer cable sub-marino entre Europa (Marsella) y Sudamérica (Venezuela). Para 1996, un siglo más tarde es instalado en la Casa del Cable la primera computadora con servicio de Internet en Paria, proyectando con esto la importancia de la casa como sede de dos sistemas  modernos de comunicaciones en dos épocas distintas.

fuente: www.fundacionthomasmerle.org.ve

Fachada de la Casa del Cable