Historia de Cumaná
Siguiente
 

11 de agosto de 1929
La Invasión del Falke: ¡La Última Batalla...!

 

ROMAN DELGADO CHALBAUD, compadre del Benemérito Juan Vicente Gómez, es el gran planificador de este acontecimiento, el de mayor impacto conspirativo y político del comienzo de nuestra historia contemporánea; por todas esas rivalidades que se generaron entre ellos, a raíz de ciertas relaciones comerciales en lo personal, y cuando Gómez asume la presidencia, éste es también el gran negociador de su gobierno, incluso, lo acompañó en el carruaje, que lo llevaba a Miraflores.
                Más desavenencias posteriores, que hasta lo condujeron a La Rotunda; luego en libertad y exiliado, lo llevó a preparar la invasión acompañado de muchos connacionales, que repudiaban el régimen dictatorial gomecista, en el mismo barco que una vez compraría, como intermediario del Presidente, en un país europeo : El FALKE , cuyas referencias históricas esbozaremos; aun cuando con antelación, también habían existido otras dos intentonas, que es necesario que acotemos, para entender el título de nuestro trabajo de hoy.
Todos en el mismo año 1.929, uno, el del General José Rafael Gabaldón, desde su hacienda El Carmen, donde fue hecho prisionero por las fuerzas leales a Gómez, y la otra, la invasión del General Simón Urbina en Falcón, quien fue derrotado y obligado a reembarcarse.
De modo que existió una tercera intentona, para nosotros, LA ÚLTIMA BATALLA, que ha sido llamada por otros historiadores como LA INVASIÓN DEL FALKE, que hemos dicho organiza Román Delgado Chalbaud desde París, logrando ser acompañado en esta aventura descabellada, por varios revolucionarios, entre ellos varios coterráneos, y otros sacrificados héroes que ofrecieron sus vidas en aquella mañana del 11 de Agosto de 1.929.
Se había armado un barco conocido con el nombre de EL FALKE , para que condujera a Delgado Chalbaud y demás compañeros de lucha, desde Alemania hasta Venezuela, para desembarcar en las costas orientales. En alta mar deciden cambiarle el nombre al barco por el de Anzoátegui, en honor al ilustre guerrero barcelonés. Por su parte, el General Román Delgado Chalbaud había sucumbido frente al destino de su propia venganza contra el oprobioso dictador, que lo encerró en La Rotunda durante 14 años humillantes. Se extinguía el último intento para acabar con la dictadura gomecista, aquella mañana cumanesa, que cerró un capítulo más de la historia contemporánea de Venezuela.

Publicidad

Publicidad

Siguiente

Ctotal

 

Metal