Publi
 
   
Ruta 06: Cumanacoa
 
Cumanacoa

Dentro de los datos históricos que se conocen, aparece como el primer fundador el capitán Pedro García Camacho, que en 1585 estuvo en el valle de Cumanacoa, y por orden del gobernador de Cumaná, Pedro Pérez de Almazán, al parecer materializaba la primera fundación que no duró mucho tiempo, debido al embate de los indígenas de la comarca, que acabaron con los vestigios de los conquistadores.

Según el historiador venezolano Guillermo Morón, en su “Historia de Venezuela”, señala que, “...el 6 de diciembre de 1636 el gobernador Benito Arias Montano capitula con el capitán Juan Rengel de Serpa la fundación de una ciudad en Cumanacoa, evidente jurisdicción de Cumaná. En febrero de 1637, Rengel abre caminos y hacia el 25 de abril de ese mismo año, se fundó San Baltasar de los Arias, bajo el patrocinio de Arias Montano…”

En 1639, otra vez aparece Cumanacoa en conflictos, ya que el conocido conquistador Juan de Urpín, incorpora a Cumanacoa al territorio de su gobernación de Nueva Barcelona y obtiene autorización para fundar la ciudad con el nombre de Santa María de Cumanacoa, el 18 de febrero de 1643, después de desalojar a los cumaneses.

Dos años después, Cumaná recuperaba nuevamente la ciudad y volvía a rebautizarse con el nombre anterior de San Baltasar de los Arias, que definitivamente conservará hasta los días de la Independencia.

Fray Antonio Caulín, en su “Historia de la Nueva Andalucía”, en 1717 proporciona el detalle de otra refundación de la cambiante Cumanacoa, ciudad problemática por el ambiente de incomprensión entre nativos, frailes y encomenderos que la rodeaban entonces: “…pusieron su primer asiento en el valle de Turimiquire, donde hoy está el pueblo de San Lorenzo y hechas sus buenas haciendas de cacao con el auxilio y ayuda que les daban los encomenderos proveyéndoles de indios para la labor de sus tierras. Fabricaron sus casas a orillas del río Cumanacoa, poco distante de la orqueta que forma el río de Cumaná con el de Aricagua, diez leguas al sur-este de aquella capital”. Fabricado el competente número de casas para el título de ciudad, se le impuso el nombre de San Baltasar de los Arias por su primer fundador el Gobernador Benito Arias Montano y hoy es conocida por el nombre de Cumanacoa. El Municipio Montes debe su nombre al Coronel Domingo Montes, nacido en Cumaná, en la calle Urica, antes conocida como la calle Cumanacoa, por ser la salida hacia esa ciudad. Estuvo bajo las órdenes de Mariño y Bermúdez. Se destacó en las acciones de guerra que se desarrollaron en oriente. Después de la Batalla de Carabobo, permaneció en el ejército patriota hasta su muerte.

Cumanacoa cuenta con infraestructuras coloniales que aun están en pie, como la Iglesia San Baltasar de los Arias de Cumanacoa, construida en 1675 y refundada en 1962. También se conserva muy bien la Casa Guipuzcoana, una empresa comercial que monopolizaba el comercio entre Venezuela y España, con sede en muchos lugares del territorio nacional, en Cumanacoa se encargaba de comercializar la hoja del tabaco, la cual estaba entre las mejores del mundo. Hoy, dicha construcción es sede del Poder Local del Municipio Montes.

Actualmente la actividad económica principal de Cumanacoa es el cultivo de la caña de azúcar. Cuentan con un Central Azucarero donde procesan este fruto agrícola para luego fabricar los productos derivados, como el azúcar refinado. En las montañas, como ha sido costumbre, se cultiva café y frutales, al igual que hortalizas y algunas especies de flores.

 

     
Paisaje Cumanacoa
Publi