Personajes de las Letras
  Antología Poética
Bartolomé Tavera Acosta

Carúpano (Edo. Sucre) 24.3.1865 _ Maracay (Edo. Aragua) 8.2.1931

Historiador, etnólogo, lingüista y periodista. Hijo del general Juan Bautista Tavera, natural de Ajaccio (Córcega) y de Rosa Acosta Peña, hermana del general José Eusebio Acosta Peña. Después de concluir sus estudios secundarios, dirigió y redactó en Carúpano, junto con Andrés Mata, los periódicos El Día y El Poder Civil (1887-1888). Segundo oficial de la aduana de Carúpano (1889), pasó a desempeñar la Comandancia de Armas del Gran Estado Bermúdez (1890). A raíz de los acontecimientos de la Revolución Legalista donde combate a favor del gobierno anduecista bajo las órdenes del general Domingo Monagas (1892), sale de Carúpano, residenciándose durante un tiempo en la isla de Margarita; en Juangriego funda el periódico La Aurora (1893). En 1895 se residencia en Ciudad Bolívar y funda el semanario Ecos y Notas (1896) y colabora en la fundación de la revista Horizontes. Gobernador del territorio Amazonas (1900), pasó a desempeñar el cargo de juez nacional de Hacienda en Ciudad Bolívar. Diputado a la Asamblea Legislativa del estado Bolívar (1904), superintendente de instrucción popular (1909) e intendente de tierras baldías del estado (1910), fue secretario de Gobierno (1912-1913), ministro de la Corte de Justicia (1914), secretario del presidente (1916-1918) y nuevamente secretario general de Gobierno del estado Bolívar (1921-1922). Su permanencia de más de 20 años en Guayana lo llevó a identificarse plenamente con esa región del país y a dedicar sus esfuerzos a rescatar su riqueza histórica, arqueológica y etnológica. En 1905, publicó el primer tomo de sus Anales de Guayana donde analiza la historia de la región desde su descubrimiento hasta mediados del siglo XIX. Sus frecuentes viajes por las selvas guayanesas le permitieron realizar estudios lingüísticos y etnológicos de más de 30 tribus indígenas. De hecho, Tavera Acosta ha sido uno de los precursores del estudio moderno de la etnología y de la lingüística en Venezuela. Ampliando sus estudios, realizó análisis comparativos de los petroglifos de las diversas regiones del país, buscando comprobar un parentesco entre el arte rupestre y las lenguas indígenas americanas con las lenguas de Asia. Su importante recopilación Los petroglifos de Venezuela, fue publicada después de su muerte por la Universidad Central de Venezuela (1956). En 1923 pasó a residenciarse en Caracas donde desempeñó el cargo de registrador principal del Distrito Federal (1922-1924). Secretario de Gobierno del estado Aragua (1925-1927), asumió la presidencia de dicho estado (1929), del cual fue senador principal ante el Congreso Nacional (1930-1931). Parte de su obra aún permanece inédita. Fue miembro correspondiente por el estado Bolívar de la Academia Nacional de la Historia