La batalla de Tarqui
 

La Batalla del Portete de Tarqui se libró el 27 de febrero de 1829 en el llamado Portete de Tarqui, a pocos kilómetros de Cuenca en Ecuador, entre tropas de la Gran Colombia, comandadas por Antonio José de Sucre, y tropas peruanas comandadas por José de La Mar.Tras la independencia definitiva del Perú, el país estaba en buena parte bajo el protectorado de la Gran Colombia por órdenes de Simón Bolívar, que controlaba estrechamente sus asuntos. Además, todavía estaba acantonada en Lima la 3ª División del ejército Grancolombiano que había colaborado en la independencia. Bolívar hubo de abandonar Lima en 1826, para intentar solucionar los graves problemas que se planteaban en la Gran Colombia.[38] Este hecho fue aprovechado por destacados miembros del gobierno y el ejército peruano para eliminar la influencia colombiana, y poder incluir dentro del territorio nacional a la nueva República de Bolivia (el antiguo Alto Perú), así como el departamento colombiano de Azuay (correspondiente a la actual parte meridional del Ecuador, con capital en Cuenca), y la ciudad de Guayaquil, donde una parte influyente de la burguesía apoyaba la incorporación al Perú.En junio de 1827 las elecciones legislativas proclamaron presidente del Perú al general José de La Mar que, residiendo inicialmente en Guayaquil, tenía fuertes intereses comerciales.[39] La Mar organizó dos ejércitos, uno que se dirigió a Bolivia y otro hacia el actual Ecuador. Las negociaciones diplomáticas con Bolívar fracasaron, y en julio de 1828 comenzó oficialmente la guerra. El 28 de noviembre de 1828 La Mar penetró en territorio grancolombiano y ocupó todo el departamento de Azuay, La Mar ocupó también Guayaquil, evacuada por el general grancolombiano Juan Illingworth a la espera de refuerzos.
Monumento a Antonio José de Sucre en el Panteón Nacional de Venezuela.

Ante la situación el Mariscal Sucre, entonces ya de vuelta a Quito tras renunciar a la presidencia boliviana, concentro el ejército del Sur de la Gran Colombia cerca de Cuenca para presionar a las tropas peruanas, que el 10 de febrero de 1829 habían ocupado Cuenca. Después de un breve encuentro cerca de la población de Saraguro, donde la vanguardia grancolombiana derrotó a un destacamento peruano, el 27 de febrero tuvo lugar el encuentro principal entre los dos ejércitos.Al ejército peruano lo integraban 8.000 soldados y al Grancolombiano tan sólo 4.200. El combate duró media hora en el Portete de Tarqui, donde se cubrió de gloria el ejército colombiano, el 27 de febrero de 1829.[41] La victoria grancolombiana se debió en buena parte al enfrentamiento por separado contra cada batallón del ejército peruano, que en ningún momento actuó de forma unitaria y dejó sus batallones aislados los unos de los otros. El resultado de la batalla obligó a La Mar a aceptar las condiciones de Sucre, establecidas en el Tratado de Girón.

 
La capitulación de Tarqui

Los objetivos del General Peruano, fueron la anexión del Departamento de Guayaquil y el Departamento de Azuay a la República del Perú por medio de un bloqueo naval de Guayaquil, invasión y conquista del Distrito del Sur de la Gran Colombia. Ante la invasión del ejército peruano, el Mariscal Gran Colombiano Sucre se aprestó a combatir, deseando hasta el último conseguir por medios pacíficos el arreglo limítrofe. Sus gestiones no tuvieron resultados favorables debido a que el General de Perú La Mar no aceptó en ningún momento tales proposiciones. Cuando fue derrotado en la Batalla del Portete de Tarqui por el Mariscal Sucre. La Mar firmo el Tratado de Girón el 28 de febrero, pero lo violó al no desocupar Guayaquil aduciendo para esto que el Tratado celebrado no era válido, ya que sólo al Congreso le tocaba decidir. El Tratado de Guayaquil que fue firmado el 22 de septiembre de 1829 trato de arreglar los puntos pendientes del Tratado de Girón sin éxito completo. el Tratado de Girón, contenía los siguientes puntos:

* 1º El ejército invasor deberá desocupar todos los territorios del Estado de Quito.
* 2º En el Tratado definitivo que deberá celebrase en Guayaquil, se resolverán todos los reclamos de la Gran Colombia.
* 3º Para los asuntos limítrofes, se tomará como base el principio del UTIS POSSIDETIS JURIS de 1809.