Combate de Cone O Yaguachi

19 de Agosto de 1821

ANTECEDENTES
Luego de las derrotas de Huachi, Verdeloma y Tanizagua las ciudades de Cuenca, Riobamba, Ambato y Latacunga volvieron a manos realistas y quedaron bajo el resguardo del Comandante español Puyol y del Capitán Agustín Agualongo.
El Crnl. Luzuriaga regresa a Guayaquil después de la derrota entrega el mando y las tropas restantes y vuelve al Perú por esta causa la Junta de Gobierno de Guayaquil elige al Crnl. Torres Valdivia como nuevo jefe militar quien se encarga de reforzar la zona de Babahoyo-Zapotal con el batallón “Voluntarios de la Patria”.
A inicios de Enero de 1.821 el Gral. Bolívar envía a Guayaquil al Gral. Mires y a los edecanes Pombo y Morán junto a 1.000 fusiles, 50.000 cartuchos, 8.000 piedras de chispa, 300 sables y 100 pares de pistolas además de la orden precisa de efectuar las acciones necesarias para liberar Quito.
Bolívar logra que la Junta Guayaquileña acepte su ayuda y “como muestra de la devoción de Colombia hacia la causa libertaria” manda al Gral. Antonio José de Sucre que llega a Guayaquil el 6 de Mayo de 1.821.
Una vez en Guayaquil el Gral. Sucre consigue que la Junta de Gobierno lo nombre Jefe Supremo del Ejército, estableciendo su cuartel general en Samborondón desde donde envía tropas a Babahoyo al mando del Tcrnl. Nicolás López.
Las fuerzas con las que el Gral. Sucre llega a contar suman alrededor de 1.700 hombres, a la par de esta situación se forma un grupo de conspiradores liderados por el Crnl. Juan de Dios Araujo, Comandante de la Provincia, Tcrnl. Nicolás López, Comandante del batallón “Libertadores” , Comandante Bartolomé Salgado, Segundo comandante del batallón “Libertadores” y el Tnte. Ramón Ollague, jefe de la flotilla apostada en el río Guayas compuesta por un bergantín, una corbeta, 2 goletas, y 10 lanchas cañoneras.
El acto sedicioso se ejecuta el 16, 17, 18 y 19 de Julio pero no logra mayor adhesión entre las tropas libertadoras, por lo que unos cuantos traidores toman la vía Guaranda- Riobamba, enterado el gral. Sucre dispone al Tcrnl. Cestáris y al Cmdte. Vicente Castro perseguir a los sublevados, el primero los alcanza en Palo Largo y los derrota, mientras que el segundo los alcanza en Playas y reintegra a 300 de los amotinados una vez más al ejército patriota.
Al mismo tiempo el Gral. Melchor Aymerich llega a Riobamba con 2.000 soldados y establece su cuartel general en la ciudad  y recibe a Nicolás López, lo asciende a Crnl.e integra a su fuerza a los 200 amotinados que acompañaban a López.
Aymerich consciente de la situación decide dividir sus fuerzas y atacar por dos frentes, el primero que lo dirigiría el mismo recorrería la ruta Riobamba-Guaranda-Balzapamba- Babahoyo y, la otra división a cargo del Crnl. González iría por la vía Cuenca-Tambo-Suscal-Boliche-Yaguachi Viejo-Babahoyo, quedenado en reunirse en Babahoyo el 20 de Agosto de 1.821.
Definidas las acciones a ejecutarse González parte de Cuenca el 31 de Julio dejando una guarnición militar en la ciudad a cargo del Capitán Agustín Agualongo y del Tcrnl. Carlos José Marín.

Una vez iniciado el avance el Crnl. González planea atacar al Gral. Sucre en un comienzo por la vía a Naranjal pero decide continuar más hacia el Norte no sin antes enviar a la Sexta Cía. del batallón “Constitución” hacia Naranjal, tal y como lo planeo desde un principio, a la altura de Cañar cambia una vez más de ruta y gira a la izquierda hacia el camino de “Quebrada Honda”.
Sucre con una fuerza inferior en números analiza la situación y decide concentrar su fuerza y atacar al Crnl. González en las cercanías de Yaguachi, organiza una fuerza de reserva y la pone al mando del Cmdte. Sebastián Pinilla y los envía a Portoviejo, ordena el avance de la vanguardia dirigida por el Gral. Mires hasta el punto “Boca de Montaña” y programa la marcha de sus efectivos para el 17 de Agosto de 1.821.
El día de la marcha las huestes patriotas recorren 55 kms. a marcha forzada para llegar a Yaguachi, el 18 de Agosto realizan las inspecciones del caso a sabiendas del avance de González, las labores de reconocimiento las ejecuta el Tcrnl. Cestáris al mando de un grupo de “Dragones” (caballería) con la misión de encontrar un campo adecuado para la lucha, evaluar las posiciones y el número de adversarios y tomar, de ser posible prisioneros con la finalidad de interrogarlos.
Al amanecer del 19 de Agosto de 1.821 las milicias libertadoras salen de Yaguachi y ocupan las posiciones elegidas por el Tcrnl. Cestáris encontrando en su camino a las tropas realistas.

EL COMBATE
Una vez en camino el Gral. Sucre llega a la “boca de montaña” de Yaguachi en el sitio denominado Cone lugar en el que la victoria patriota tendría a lugar, el terreno a pesar de ser plano estaba cubierto por un bosque alto en el que no se podían desplegar las fuerzas a plenitud porque el camino era angosto y no permitía el tránsito de dos hombres frente a frente, sin embargo, la compañía de cazadores del batallón “Santander” se dio modos y penetró en orden de tiradores por el lado derecho y de igual manera por el izquierdo asediando a los realistas y manteniendo un cruce de fuego sostenido hasta el momento en que el resto del batallón encontró la forma de embestir de frente al enemigo haciendo que estos se replieguen hasta un punto en el que pudieron formar un cuadro e intentar resistir los ataques libertarios, hasta que el Cmdte. Félix Soler en una de estas arremetidas consiguió romper el cerco y finalmente batir en retirada a los soldados realistas dando de esta forma una nueva victoria a la causa libertaria.
El número de bajas entre las tropas hispanas fue bastante alto debido a que el Crnl. González únicamente logra escapar con 200 efectivos para dirigirse una vez más hacia Cuenca.

Frustrado el ataque español, Melchor Aymerich, decide regresar a Riobamba, con un contingente de 1.500 infantes y 600 jinetes, a replantear sus estrategias de combate.

TACTICA Y ESTRATEGIA
La estrategia del Gral. Sucre de atacar, “en apariencia” a la fuerza más débil de las tropas realistas en este caso fue acertada puesto que al realizar el avance nocturno y disponer de la posibilidad de escoger el terreno de combate también fue favorable al militar venezolano.

La acción en sí pese a verse dificultada en un principio por la irregularidad del terreno, finalmente, se alió al bando libertario el mismo que pudo dividir su fuerza en dos frentes de combata a cada flanco obligando a los españoles a replegarse y dando tiempo suficiente, con sus arremetidas, para que el resto del batallón cargue, obligue a retroceder y a formar un cuadro defensivo a los españoles, situación que dificultó aún más su defensa, porque el ataque se volvió más y más recio y continuo, lo que a la postre terminó por debilitarlos rompiendo su formación y  forzándolos a retirarse de la contienda dando la victoria a las milicias libertadoras.

 

PROTAGONISTAS

EJERCITO PATRIOTA

EJERCITO REALISTA

Gral. Antonio José de Sucre Gral. Melchor Aymerich
Gral. José Mires Cmdte. Crnl. Francisco Eugenio Tamariz
Comandante Félix Soler Cmdte. Tcrnl. Bartolomé Serrano
Tnte. Abdón Calderón Crnl. Francisco González

 

CONCLUSIONES
    * Este triunfo salvo a la ciudad de Guayaquil de una eventual ocupación por parte de los realistas.
    * Esta victoria levantó el ánimo de los patriotas y permitió dejar habilitada una vía para la ejecución de incursiones a futuro al interior de la serranía nacional.
    * Con este combate se cierra la segunda etapa de la guerra y obliga el repliegue peninsular al interior de la Presidencia de Quito.

CONDICIONES METEREOLÓGICAS
El clima al tiempo que se desarrolló este combate, según cuenta la historia, podría decirse que relativamente benigno debido a la finalización de la estación invernal en la región costera del país por lo que es posible que las temperaturas no hayan excedido más allá de los 15 o 20º centígrados con días relativamente soleados.