Personajes en la Historia
Hoja de Vida Militar de José Francisco Bermúdez

       
Hoja militar
1810: Se incorpora al movimiento de Independencia el 27 de abril de ese año; cuando la provincia de Cumaná se pronuncia adhiriéndose a los hechos del 19 de abril en Caracas. Por sus enérgicas protestas se le apodó "Francisco Pueblo".
1811: El 6 de marzo, los catalanes intentaron tomar el castillo de San Antonio de la Eminencia, en Cumaná, y este infatigable luchador los combate y somete.
1812: Como subteniente, en junio, bajo las órdenes del coronel Vicente Sucre y Urbaneja, forma parte de una expedición integrada por 18 buques y mil hombres que desembarcan en Píritu y se ve obligada a regresar debido a la capitulación de Miranda con Monteverde y el restablecimiento del régimen realista. De Cumaná se va a la isla de Trinidad, vía Guiria.
1813: En Trinidad se une a los patriotas Santiago Mariño, Juan Manuel Valdés, Carlos Manuel Piar, José Francisco Ascue, Bernardo Bermúdez y otros, que efectúan la invasión a Venezuela desde el islote de Chacachacare. El 13 de enero toma a Güiria, es enviado a Irapa y con 75 compañeros derrotó a las tropas comandadas por el realista Francisco Javier Cerveris. En Yaguaraparo se le informa que por orden de Francisco Javier Cerveris habían fusilado a su hermano José Bernardo. Enardecido Jura vengarlo. Sigue a Cumaná y se une nuevamente con Santiago Mariño.
1814: Es ascendido a Coronel y con sus tropas participa en las batallas de Bocachica y derrota a Boves; Aroa, primera de Carabobo, el 28 de marzo y segunda de La Puerta, el 12 de junio, donde triunfa José Tomas Boves. Después de estos combates, ocupa Maturin y es proclamado General en Jefe. El 12 de septiembre destroza a las tropas de Manuel Morales en Maturín y el 5 de diciembre participa en la batalla de Úrica, donde matan al sanguinario José Tomás Boves. Vuelve a combatir el 10 del mismo mes en la defensa de Maturín.
1815: En febrero llega a Margarita y une sus tropas a las del general Juan Bautista Arismendi, para combatir a Morales, quien se adueñó de Carúpano. En la flechera "Golondrina", en medio de la escuadra española, los insultó, juró muerte a grandes gritos y, cansado de provocarlos, escapa a las islas caribeñas Granada, Martinica y Saint Thomas. Parte a Cartagena y se gana la confianza de los nativos. Se encarga de organizar la resistencia y defensa ante la ocupación por Pablo Morilla. Después de una ardua lucha, se ve obligado a abandonar la plaza y dirigirse a Haití, donde se encuentra con Bolivar, Mariño, Mejía, Isava y otros.
1816: Bolívar organiza la expedición de Los Cayos y en ella no vienen Bermúdez ni Mariño. Sin embargo, éstos logran el apoyo de Petión y parten de Los Cayos el 9 de junio de 1816, En Güiria, el 22 de agosto, se encuentran Bolívar y Bermúdez, donde sostienen una acalorada discusión que termina con sendas espadas, Pero una rápida intervención del coronel Manuel lsava y el Lic. Gaspar Marcano evitó un trágico desenlace. A fines de año se une a Mariño.
1817: Unido a Mariño, toma parte en los ataques a la plaza de Cumaná, el 18 y 19 de enero. Bolivar, para salvar la Casa Fuerte de Barcelona, le pide ayuda al general Mariño, quien se encontraba en los alrededores de Cumaná. Bermúdez se une a Mariño y en Barcelona los antiguos rivales, Bolívar y Bermúdez, regresan a la amistad, marchan hacia Angostura y entran a la ciudad el 17 de julio de 1817, gritando "iViva la República''. En octubre, el Libertador lo asciende a General de División y lo designa Comandante General de la provincia de Cumaná, que estaba en manos de los realistas.
1818: En julio, recibe órdenes de Bolívar para tomar a Guiria. Sale de Angostura con 70 hombres en tres buques al mando del almirante Luis Brión y cinco flecheros bajo las órdenes del capitán Antonio Díaz. Se enfrentan a 400 realistas y el 15 de septiembre toman el puerto de Guiria. El 30 de mayo, el gobernador Tomas de Cirés lo vence en Puerto de la Madera (Cumaná). En octubre se dirige a Carúpano y el día 15 es derrotado en Río Caribe por Ramón Áñez. De allí pasa a Margarita y vuelve a Angostura el 16 de diciembre en el bergantín "Apure".
1819: Reemplaza a Mariño en el mando del Ejército de Oriente. Sostiene varios combates contra el coronel realista Pereira y toma a Barcelona.
1820: El Libertador confirma a Bermúdez en el cargo de General en Jefe de Oriente y le ordena planear la táctica de guerra conocida como "Distracción de Caracas".
1821: En enero, Bermúdez de Barcelona siguió a Carúpano, para la campaña de 1821. El general Carlos Soublette, vicepresidente de Venezuela, ordena al general Bermúdez "hallarse en Caracas el 15 de mayo a más tardar", Éste partió de Cumaná y dejó los alrededores de la ciudad bajo las órdenes del coronel Agustín Armario. Llegó a Barcelona; cruzó el Unare con 1200 hombres; tomó la plaza de Tacarigua de Mampora. El 8 de mayo, derrotó a las tropas da Istúriz, En Guatire, el 12 de mayo, derrota a José María Monagas, entra a Caracas el 14 de mayo, un día antes del señalado por Bolívar, y lanza un decreto que texta:

Leer Proclama

1822: En mayo, junto a Diego de Vallenilla, José Miguel Machado, Lic. José Grau y otros, fundan la logia "Claro de Oriente", designándose la directiva, presidida por el "muy sabio y perfecto maestro" José Francisco Bermúdez, hecho que aparece en el discurso pronunciado en la logia "Bella Altagracia" Nº 24 en Cumaná, por el Sr. Luis Beltrán Weffer.
1823: El 21 de julio, cumpliendo instrucciones del Libertador, se embarca en La Guaira con su ejército para someter a Manuel Morales en Río Hacha (Nueva Granada) y desde los puertos de Altagracia obliga al enemigo a firmar una capitulación. Luego se radica en Puerto Cabello y por último en Cumaná.
1826: Iniciado el hecho histórico conocido como "La Cosiata", se coloca al lado de los defensores del Libertador, a quien Bermúdez le solicita licencia para retirarse del Ejército, desconociendo al general José Antonio Páez, quien buscó su cooperación. El 9 de julio, acusa recibo al Libertador Simón Bolívar de su carta fechada en Quito, el 26 de marzo del mismo año, y en ella expresa:
Se digna Ud. darme las gracias por mi heroico comportamiento en esta circunstancia y por los servicios que he hecho a la República. Ciertamente que aprecio este rasgo sublime de gratitud; mas es muy del caso que yo diga a U. que la conducta que a observado en estos tiempos de agitación y de incertidumbre, ha estado siempre en armonía con mis sentimientos de acendrado patriotismo y con la firme e ineludible amistad que profeso a U. siempre de U. muy apreciado y leal amigo
.

Leer Proclama

1827: En Cumanacoa, el 21 de diciembre, vence a las fracciones de Castillos y Coronados, quienes se pronunciaban en contra de la autoridad de Bolívar.
1828: El 30 de agosto, Bolívar lo nombra consejero de Estado, aunque no estaba en Bogotá.
1829: Reemplaza al general Bartolomé Salom como intendente del departamento de Cumaná.
1830: Como General en Jefe, impuso el orden y la paz, retirándose luego a la vida privada.
1831: El 15 de diciembre es ultimado en Cumaná. Dicen los historiadores que fue debido a la impetuosidad de su carácter y Bernardo Tavera Acosta, en su obra "Historia de Carúpano", asienta:

“Para ese día se encontraba Bermúdez en una comida que le deba a bordo de su beque el capitán de navío José María Garcias, regresó en la noche y se le informó de la consabida demanda. Acto seguido y con su impetuosidad característica, fuete en mano y dando voces destempladas, penetró por segunda vez en el hogar de Mayz, el cual se hallaba situado frente a la casa de Bermúdez. Llegó solicitando a Carrera para vejarlo. A sabiendas de que este residía allí. Pero Carrera, al oír los gritos y amenazas del colérico Bermúdez, abandonó su aposento, en donde se encontraba de visita conversando con él el joven Rafael Berrizbeitia. Bermúdez, sin reflexionar que estaba violando una vez más aquella morada, dirigiéndose al cuarto que ocupaba Carrera, cruzo el patio y al llegar al umbral de la puerta lo detuvo un pistoletazo que le dejó cadáver.  Berrizbeitia, tomando una de las pistolas de Carrera, la disparó contra él, que marchaba en evidente actitud hostil”.   

En el libro de entierros de blancos, de los años 1807-1841 (folio 241 vto.), que reposa en el Archivo Histórico de la parroquia Santa Inés, Virgen y Mártir Romana, se encuentra el acta de defunción, donde se lee:
“En la bóveda de los padres Franciscanos de Cumaná. Hoy, diez y seis de Diciembre de mil ochocientos treinta y uno, di sepultura con entierro rezado, vigilia y misa cantada al cadáver del señor general en jefe de la República de Venezuela, José Francisco Bermúdez, marido de la señora Casimira Guerra. No recibió ningún sacramento porque fue muerto anoche alevosamente de un balazo y paraqué conste lo certifico y firmo”
Andrés Padilla Morrón
En el periódico caraqueño "El Nuevo Diario", de fecha 24 de enero de 1914, se publicó una relación sobre la muerte del general Bermúdez, la cual retomamos de la obra tantas veces citada cuyo autor es Bartolomé Tavera Acosta, "Historia de Carúpano":
“Sustanciada la causa en el principio del año 1832, que fue seguida por todos sus trámites, Berrizbeitia fue condenado a 10 años de prisión en el castillo libertador. Fue allí donde se presentó la tragedia que puso fin a la vida de infortunado Berrizbeitia… Mandaban en Puerto Cabello, en 1832, como jefe militares, el general Francisco Carabaño y el comandante del apostadero, José María Garcias. El primero cumanés y el segundo margariteño; éstos, como varios de los militares superiores que denominaban la nación sin excluir al general en jefe José Antonio Paéz, su presidente, se consideraban ofendidos en su condición de libertador, por la sentencia de Berrizbeitia, que había asesinado a uno de sus conmilitones. Sin entrar en pormenores que a nada conducirían, se excitó en su prisión al desventurado e inexperto joven a que ejecutase su vida, exigiéndosele una suma de 30 onzas de oro, las que él solicitó de su hermano en Cumaná y que entregó al que creía su salvador. Un patrón de embarcación pescadora del puerto, nombrado Pedro Pablo Dominguez, fue escogido adrede, con dos compañeros mas de su confianza, para recibir al pie de una de las murallas del castillo al preso, a quien debían sacrificar mas afuera, creyendo él, según convenio, que lo conducirán a Curazao; los ejecutores cumplieron el atroz mandato y las ondas y la noche presenciaron en el golfo de Puerto Cabello la agonía de Berrizbeitia, recibiendo después su salario los sicarios….”

Otros autores dicen que Berrizbeitia no murió, porque para esa fecha (1833) se encontraba en Caracas estudiando matemáticas, lo que constituye un misterio.
Dice el General en Jefe José Francisco Mejia, en la primera obra que se escribe sobre su amigo inseparable compañero de armas.


"Esta muerte le robó a la Patria el ídolo de su corazón".

José Francisco Bermúdez

Fuente: De Sucre para la Patria. Proceres y Servidores. Jesús Arquimes Román